El SGR aprobó el proyecto presentado por la Secretaría de Infraestructura del Distrito. Una vez se surta el trámite de incorporación de los recursos se realizará el proceso de contratación de la obra.

Con recursos del Sistema General de Regalías, el Distrito intervendrá el Salto del Cabrón, en La Popa. Son más de $8.000 millones que fueron aprobados para las obras de mitigación en este emblemático lugar turístico de la ciudad.

La Secretaría de Infraestructura presentó el proyecto para la prevención del movimiento de masas del Cerro de la Popa, sector Salto del Cabrón de Cartagena, el cual fue aprobado mediante decreto N. 0632, lo que prioriza, aprueba y designa los rubros que se solicitaron para su intervención en el Sistema General de Regalías, SGR.

Con la viabilidad técnica, el Distrito culminará las obras de protección con anclajes para la roca bajo la zona del convento que colinda con la ladera del Salto del Cabrón, muro pantalla de protección de ladera, muros en gavión, como obras disipadoras de la fuerza de agua, además, de piscina sedimentadora y canal para la conexión al sistema pluvial proveniente la cuenca del Salto del Cabrón.

De acuerdo con lo manifestado por el secretario de Infraestructura Luis Villadiego, “en la administración Salvemos Juntos a Cartagena se finalizaría esta importante obra que se encuentra paralizada desde el 2017 y que pone en riesgo a las comunidades aledañas”.

Qué sigue: Una vez se formalice el decreto de incorporación de los recursos del Sistema General de Regalías (Asignaciones Directas), se procederá a realizar la solicitud de disponibilidad presupuestal, y luego se desarrollarían los trámites pertinentes para llevar a cabo el proceso de contratación de estas obras.

La inversión estimada de esta obra es de $8.372 millones y contempla la ejecución, interventoría y apoyo a la supervisión de los contratos (obra e interventoría). Beneficia a comunidades aledañas al sector, como La Quinta, La María.

Cabe destacar, que el cerro de La Popa es uno de los símbolos de la ciudad y es parte importante del Patrimonio Histórico y Cultural de la Humanidad. Se puede apreciar desde cualquier lugar de la ciudad, pero se encuentran en riesgo por cuenta de la inestabilidad de sus laderas en uno de los sectores emblemáticos: el del Salto del Cabrón, donde presenta una gran cicatriz que han dejado los diversos procesos erosivos, propios de los materiales que lo componen, además por la intervención descontrolada y falta de atención.

El Salto del Cabrón se reconoce como una gran cárcava que en la parte superior está revestida con capas de concreto, renovadas con el tiempo y sobre las cuales, desde el año 2017, se detectó un agrietamiento que motivó a la Alcaldía la expedición del Decreto 0455 del 21 de marzo, mediante el cual se oficializó la declaratoria de calamidad pública y la inmediata intervención.